Emprendedora de Freire destaca con trabajo En agricultura orgánica regenerativa

El prolongado encierro por Coronavirus, la muerte de un familiar y la cesantía pueden ser una oportunidad para reconectarse con la naturaleza. Este es el caso de una joven freirina, quien encontró en la agricultura orgánica regenerativa un estímulo para salir del encierro y la depresión.

Hoy destacamos a Geraldine Olmedo Salgado, dueña de la tienda “Huerta en Casa”, quien en plena pandemia decidió abrir su propio negocio y nos cuenta cómo nació su emprendimiento. “Mi madre falleció hace siete años y me quedé con mi abuelita. Sin embargo, ella falleció hace dos años. Justo antes de la pandemia me quedé sin trabajo. Encerrada y con la depresión mi novio me armó un invernadero, y fue mi terapia…”, cuenta Geraldine.

Su trabajo comenzó con treinta sobres de semillas, el que mostró a través de las redes sociales y fue aprendiendo del proceso. “Desde el living de mi casa comencé las ventas sólo con envío. Y vi que mucha gente necesitaba hacer algo que les hiciera sentir bien y libres en momentos de encierro… ahí vi una oportunidad en el mercado”, agregó la joven freirina.

Con el buen uso de las redes sociales, Geraldine consiguió contactarse con el actor chileno Iñigo Urrutia, quien desde hace un tiempo llegó a vivir a la zona. “Le escribí y me aceptó un canje . Nos hicimos amigos y nos fuimos a un entrenamiento de huerto en la Patagonia. Además de aprender juntos, nació una linda amistad por la huerta…”.

Actualmente, Olmedo tiene una tienda física en la comuna de Freire, ubicada en la calle Humberto Primero #799 donde vende insumos de huerta y jardín tales como fertilizantes, tierra orgánica, semillas, sustrato y mucho más.

“Además se me han abierto las puertas de instituciones públicas y colegios donde hago talleres gestión y asesoría. Estoy apoyando a la reactivación del invernadero de la escuela Paul Harris y realizando un taller agro ecológico en una escuela camino a Barros Arana”.

Cabe destacar que la tienda de Geraldine no trata de un agro comercial común, es una tienda enfocada en la agricultura regenerativa orgánica. Esta beneficia al suelo, revitalizando y manteniendo su fertilidad para el futuro, teniendo en mente las próximas generaciones.

“Mi misión es devolverle la vida al suelo para que nos siga entregando alimentos”, concluyó Geraldine Olmedo, emprendedora de la comuna de Freire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *