Consejo Interministerial Para La Coordinación Del Plan Buen Vivir Celebró Su Primera Sesión

72
0

En el encuentro, liderado por el titular de la Segpres, Álvaro Elizalde, los secretarios de Estado que forman parte de la instancia realizaron un balance del trabajo realizado por el programa en el Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, y proyectaron sus desafíos.

El ministro Secretario General de la Presidencia, Álvaro Elizalde, encabezó la primera sesión del Consejo Interministerial para la Coordinación del Plan Buen Vivir, iniciativa presidencial que busca orientar la acción del Estado para revertir el rezago en las regiones de Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, con un enfoque intercultural y especial énfasis en zonas rurales y comunidades mapuche.

En la instancia, que se reunió en el Salón 200 del Palacio de La Moneda, se analizaron temas vinculados a la implementación y evaluación del programa, así como las medidas para potenciar sus mecanismos y profundizar las líneas de trabajo con los distintos ministerios y servicios del Estado. En ese contexto, las conclusiones desarrolladas por la instancia serán cruciales para alcanzar las metas planteadas por el Plan.

En la cita participaron las ministras del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá; de Desarrollo Social y Familia, Javiera Toro; de Obras Públicas, Jessica López; de Bienes Nacionales, Marcela Sandoval; y titular de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, cuyas carteras, además de Hacienda, forman parte del Consejo Interministerial, que debe colaborar y asesorar al Presidente Gabriel Boric en esta materia.

Tras la reunión, el ministro Elizalde destacó que el encuentro “fue una buena oportunidad para hacer un repaso detallado del trabajo en terreno que están realizando los equipos del plan, con el objeto de aumentar la presencia del Estado a través de distintas obras que han mejorado la calidad de vida de los habitantes de la zona”.

“Dicha labor se ha traducido en el mejoramiento de caminos para aumentar la conectividad entre distintas comunidades rurales, la realización de trabajos para llevar agua a esos sectores y la construcción de infraestructura comunitaria, entre otras acciones, las cuales seguiremos potenciando durante este año”, agregó.

En tanto, la ministra Toro, destacó que “se trata de un esfuerzo significativo para consolidar la estrategia de Gobierno en las cuatro regiones donde funciona el plan, y que tiene un enfoque relevante en el desarrollo para la paz. Como ministerio trabajaremos fuertemente en coordinar y elaborar mecanismos que permitan la inversión sustantiva en el territorio rural y una convivencia pacífica e intercultural”.

Mientras, la ministra Orellana, explicó que “en el marco del Plan Buen Vivir, nuestro ministerio realizó nueve Trawün con la participación activa de más de 640 mujeres mapuche de todas las provincias del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. Estos encuentros han sido fundamentales para comprender sus experiencias, desafíos y anhelos, donde abarcamos temas como la seguridad, educación y desarrollo sustentable”.

Asimismo, la ministra Sandoval indicó que “hoy reafirmamos el compromiso que como Bienes Nacionales tenemos con la autonomía de los pueblos originarios mediante la transferencia de territorio, la co-gestión de áreas protegidas y la regularización de la pequeña propiedad raíz, participando de este primer consejo. Desde ya estamos trabajando para poner foco, además, en la ruralidad y en las mujeres, protegiendo así los derechos de los pueblos originarios de manera coordinada y sistemática”.

Funciones del Consejo

En la sesión, el encargado nacional del Plan Buen Vivir, Francisco Arellano, presentó del trabajo realizado y se discutieron temas relacionados con la implementación y evaluación del programa, así como el objetivo del Consejo que será potenciar sus mecanismos y profundizar las líneas de trabajo con los distintos ministerios y servicios del Estado.

“Todos estos ministerios se reunieron hoy para asumir líneas de trabajo en materia de coordinación y el fortalecimiento de la oferta pública relacionada con los esfuerzos del Plan de llegar con soluciones concretas que permitan canalizar las demandas de las comunidades mapuches y de la población rural en las regiones de Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos”, explicó Arellano.

Las funciones del Consejo incluyen abordar brechas culturales, sociales y económicas detectadas por el Plan Buen Vivir en esas zonas, proponer medidas vinculadas a su diseño e implementación, recomendar protocolos de actuación con enfoque de derechos, sugerir normativas para el cumplimiento de compromisos internacionales y colaborar en la coordinación entre organismos del Estado.

La instancia contará con una Secretaría Ejecutiva encargada de la Jefatura del Plan Buen Vivir, asegurando su adecuado funcionamiento. Se celebrarán sesiones ordinarias trimestrales, con posibilidad de reuniones extraordinarias para abordar situaciones urgentes. La participación de al menos 4 integrantes es necesaria para su funcionamiento, y las decisiones requerirán el voto favorable de la mayoría de los presentes.

El Plan Buen Vivir, creado en mayo de 2022, ha sido fundamental para promover el diálogo con comunidades mapuche y otros actores regionales, abordando demandas cruciales en temas como vialidad, tierras, agua y saneamiento, desarrollo productivo, entre otros. Además, ha destinado recursos para fortalecer capacidades locales, monitorear proyectos, reducir plazos de ejecución y planificar inversiones en regiones rezagadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí