Encuentran A 25 temporeros bolivianos laburando en precarias condiciones en Ercilla

99
0

A tres semanas de una primera detección de temporeros extranjeros y chilenos con malas condiciones laborales e higiénicas y de seguridad en la zona de Renaico, este lunes la Dirección Regional del Trabajo y la Seremi de Salud de la Araucanía detectaron otro caso de trabajadores bolivianos viviendo en una precaria situación. El hecho motivó la prohibición de funcionamiento por parte de la Autoridad Sanitaria, de un galpón que les servía de hospedaje en el sector de Pailahueque, comuna de Ercilla.

El operativo conjunto de Trabajo y Salud fue activado a raíz de una denuncia y empezó a las 06:30 de esta mañana en esa localidad de la provincia de Malleco, distante 80 kilómetros de Temuco.

El galpón estaba desocupado, sin embargo, la toma de declaraciones a la trabajadora boliviana que cocinaba y aseaba el lugar y al administrador del lugar permitieron corroborar que en el lugar viven temporalmente 25 trabajadoras y trabajadores altiplánicos. El administrador declaró también que él es quien transporta al grupo hasta el fundo Aguas Buenas, en Collipulli, donde laboran en la cosecha de manzanas, cerezas, arándanos y otros berries.

El galpón que hacía de residencia es una construcción ligera y precaria, con pisos y paredes no impermeables. Consta de seis piezas con ocho camas cada una, sin ventilación, casilleros, ni vías de escape y sistema eléctrico precario con riesgo de incendio. El lugar, que hacía de casino, así como los servicios higiénicos, tampoco reunía las condiciones de salubridad y seguridad mínimas.

En paralelo, la Inspección Provincial del Trabajo de Malleco constató que la trabajadora boliviana en el lugar estaba en situación migratoria irregular y en informalidad laboral.

Un segundo equipo inspectivo llegó hasta el fundo Aguas Buenas, pero en ese momento no se encontró al grupo de trabajadores bolivianos. Un funcionario del fundo no entregó los antecedentes necesarios para verificar la situación, por lo que la labor fiscalizadora de la Dirección del Trabajo continuará.

La Directora Regional del Trabajo, Carolina Ojeda, informó que “nuestro acto inspectivo no se detendrá hasta dar con el grupo de trabajadores bolivianos hoy no habidos. Nuestro deber es constatar las condiciones laborales de todos ellos, más aún al haberse comprobado que la única trabajadora que pudimos entrevistar esta mañana estaba en informalidad laboral, por lo tanto, no se le estaban respetando sus derechos laborales básicos”.

En tanto, la Seremi de Salud Araucanía (S), Loreto Uribe, señaló: “Hacemos un llamado a empleadores a que cumplan con la normativa para entregar condiciones sanitarias básicas en los lugares de trabajo. Así también, a que las y los trabajadores denuncien este tipo de situaciones ya sea a la Autoridad Sanitaria o a la Dirección del Trabajo. Seguiremos realizando este tipo de fiscalizaciones para cuidar la seguridad y la salud de las y los trabajadores/as”.

EL PRIMER CASO

El pasado 3 de enero una situación parecida fue develada también en un operativo de la DT y la Seremi de Salud.

Esa vez, en un fundo de la zona de Renaico se detectó a 78 trabajadoras y trabajadores agrícolas, la mayoría bolivianos, laborando en malas condiciones higiénicas y de seguridad.

Los trabajadores y sus familias, incluyendo menores de edad, pernoctaban en un campamento formado por unas 80 carpas contiguo al lugar de trabajo de cosecha.

Los trabajadores -73 bolivianos, 4 haitianos y 1 chileno- desempeñaban labores de cosecheros, bajo la figura de subcontratación, para la Sociedad Agrícola Los Tatas E.I.R.L.

Las condiciones del lugar eran insalubres. Se constató hacinamiento, zonas de acopio de basura, un comedor y solo tres baños. El agua para consumo humano no era potable, no había tratamiento de aguas servidas, tampoco protección contra incendios y las instalaciones eléctricas eran deficientes.

Por todo lo anterior, la Seremi de Salud, cursó un sumario sanitario y prohibición de funcionamiento.

En lo laboral, la Dirección del Trabajo tomó una muestra de 15 trabajadores extranjeros, 14 de ellos bolivianos y uno haitiano. Se constataron infracciones por: Informalidad laboral, no llevar registro de asistencia y no escriturar contrato de trabajo. En este último caso, no obstante, al día de la fiscalización la empresa estaba dentro de los plazos legales para suscribirlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí