Familia con hijo con leucemia recibe subsidio habitacional para mejorar su calidad de vida en Labranza

Un sentimiento de alegría y esperanza fue lo que se vivió la familia de Margarita Zabala, madre de 2 hijos (Fabián de 5 y Bastián de 9 años), quien este último a los 4 años de vida fue diagnosticado con una leucemia linfoblástica aguda infantil. Desde que Bastián fue diagnosticado con esta enfermedad la Fundación de Ayuda del Niño Oncológico, institución que forma parte del Convenio de colaboración entre el MINVU con la Mesa Técnica de Casas de Acogida, realizaron las gestiones para que se analizara y viera en terreno este caso, por parte de la Seremi y así darles la posibilidad de vivir en mejores condiciones. Ya que su actual vivienda de autoconstrucción de material ligero ubicada en el sector rural ubicada a 8 km de Temuco, sector Boyeco, no eran las óptimas para Bastián; ya que no contaban luz eléctrica, sin alcantarillado, sin aislación térmica, entre otras comodidades.

Es por esta razón que el Seremi de Vivienda, Pablo Artigas se trasladó hasta la localidad de Labranza para cumplirles el sueño de tener una nueva vivienda y así hacer entrega de las llaves de su nuevo hogar. “El MINVU sigue entregando muy buenas noticias y hoy día hemos acompañando a Margarita y a Remigio, ya que uno de sus hijos ha tenido que luchar desde muy pequeño contra una Leucemia, debiendo ser sometido tiempo atrás a un trasplante de médula para poder continuar con su vida normal. Y en este sentido, como Ministerio hemos querido apoyar a esta familia entregándoles un subsidio de asignación directa para que puedan tener un lugar digno donde vivir, y por lo mismo, hemos entregado hoy las llaves de su casa propia; su vivienda definitiva para que Margarita y su familia puedan vivir mucho mejor”. Sentenció la autoridad.

 Para la madre de Bastián, Margarita Zavala de 46 años dijo estar agradecida y emocionada con la entrega de su vivienda definitiva ya que, según cuenta, fueron años de lucha para que tuvieran un hogar digno donde poder sobrellevar la enfermedad de su hijo mayor. “He tratado de olvidar lo que hemos pasado porque con la enfermedad de mi hijo hemos sufrido harto, pero seguimos adelante. Estoy muy agradecida del señor y muy contenta de haber recibido la casa. Al principio tenía perdida la esperanza pero con fe y paciencia todo se logra; solo puedo decir que estoy feliz. Sólo estoy a la espera de comprar algunas cosas y poder venirnos a nuestro nuevo hogar, ya que para mí esto es un nuevo comenzar”.

Por su parte, el cónyuge de Margarita, Remigio Huenchupainado manifestó que nada ha sido fácil, porque cuando le diagnosticaron la enfermedad a Bastián él tuvo que quedarse sólo durante mucho tiempo con su hijo menor porque Margarita tuvo que partir a Santiago para realizar el tratamiento de leucemia, al Hospital Calvo Mackenna. “Agradecido estoy de haber recibido una vivienda de parte del Gobierno, porque este será un nuevo comenzar. Si bien es cierto es un lugar diferente en el cual estábamos, ya que uno estaba acostumbrado a estar en el campo, el vivir en la ciudad nos permitirá visualizar de mejor manera el futuro; con mejores comodidades. Agradecer a mi esposa, ya que fue ella quien se consiguió todo y se esforzó para hacer este sueño realidad”.

Respecto a las características de la vivienda se puede mencionar que esta es de 2 pisos, cuenta con living, comedor, cocina, baño y dos dormitorios con una superficie total de 55 mt2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *