Radio Universal cumplió 31 años acompañando a sus auditores

La Radio Universal acaba de cumplir 31 años de  vida entreteniendo, informando, acompañando y conectando a la gente de La región de La Araucanía.

A través de más de tres décadas la emisora ha sabido estar siempre vigente, a la altura de lo que desean sus auditores y lo que exigen los tiempos. Y así se ha visto reflejado durante estos 4 meses de pandemia que vive el país y la región.

Para hablar de la Radio Universal y este aniversario número 31, NDS conversó con el Gerente General de la emisora, Eduardo Martínez Espinoza, quien además es el actual Presidente de la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi).

Además Julio Castro, una de las voces más antiguas y queridas de la Universal, junto a la recordada voz de Rodrigo Bravo, nos contaron sobre su experiencia de trabajar en Radio Universal.

Eduardo Martínez

Cuando empezó con radio Universal, ¿pensó que duraría tanto? Se lo pregunto por lo difícil que es hacer radio, muchas veces no muy rentable. Y ahora la vemos consolidada como una emisora importante en La Araucanía.

“La verdad es que cuando empezamos con la Radio Universal, no pensamos en cuanto iba a durar, si iba a durar mucho o durar poco, más que nada era una voluntad de tener un medio de comunicación en un sector que nosotros pensábamos que necesitaba. Pitrufquén había tenido una radio AM, la Cacique Paillalef, después la había dejado de tener. Y apostamos que por su cercanía con Temuco, por su progreso permanente, por la gente nos podía ir bien. Ahí se origina la Radio Universal para comenzar a posicionarla luego en otras partes”.

¿Cuál ha sido la clave para mantenerse vigente como medio de comunicación?

“Estar  con los ojos abiertos y bien despierto, en saber ver por donde van cada uno de los cambios. Cambios que tienen que ver con tecnología por un lado y con las conductas de las audiencias, por otro lado, que es lo que quiere la gente. Eso es vital en un medio de comunicación, sea escrito, televisión o radio, o sea lo que sea, que es lo que quiere la gente. La gente y las audiencias no son rebaños que se van y tú los puedes manejar para cualquier parte. Las audiencias por si solo piensan y son capaces de ser críticas, cuando empiezas tú a no darles en el gusto de lo que necesitan. Nosotros nos hemos preocupado permanentemente de saber cuales son las necesidades de las audiencias para ir pudiendo suplir y entregando lo que ellos quieren”.

Este es sin duda un aniversario diferente, en el contexto de pandemia que estamos viviendo. ¿Qué reflexión hace de eso?

“Claro que es diferente, muy diferente. Hay una pandemia en Chile, estamos viviéndola con mucha dureza, quizás estamos en la mitad del rio, en estos momentos, para comenzar a buscar alguna orilla. Estamos sufriendo con los que sufren. Tenemos ad portas una campaña que va a intentar ayudar a algunas familias, sabemos que no van hacer todos, ni muchos, pero vamos hacer todo el esfuerzo para que sean los que más puedan. No está el tiempo para celebraciones ni para festejos, está el tiempo para escuchar y esta el tiempo para acompañar y contener, en eso estamos. Esa es nuestra principal preocupación hoy día”.

¿Este es el momento más difícil que ha vivido la radio, producto de la pandemia por Coronavirus o habido otros momentos complicados?

“Yo creo que sí. La industria de la radio, creo, que desde el 18 de octubre con el estallido social y posteriormente con la pandemia, han vivido a lo mejor sus momentos más difíciles desde el punto de vista comercial, por la baja en las ventas, la caída de la inversión publicitaria. Pero a la vez, por el otro lado vivimos el momento más brillante, desde el punto de vista de audiencias. La radio aumentó sus horas de exposición, la radio como totalidad -no solamente la Radio Universal- sino que la radio aumento su totalidad de audiencia en forma exponencial, son 8 millones de chilenos que la escuchan día a día, 14 millones de chilenos lo hacen, por lo menos, dos veces al mes. La cantidad de horas que se escucha radio en hogares, aumentó notablemente. Somos la industria de los medios de comunicación con mayor credibilidad en la opinión pública; es decir, desde ese punto de vista muy potente. Por el otro lado, la dicotomía de la vida, una baja increíble en la inversión publicitaria que tiene que ver con el momento en que vivimos”.

¿Qué es lo más positivo que destacaría de Radio Universal a lo largo de todos estos años al aire?

“Ha sido el estar involucrado con la gente. Nosotros desde el punto uno, del minuto uno de la radio, pensamos que la radio no pertenece a la empresa Comunicaciones e Inversiones, quien la ópera, la radio pertenece a sus auditores. Y desde ese punto de vista hemos querido transmitir a nuestros colaboradores, a nuestra gente, a la gente que trabaja con nosotros, a nuestro equipo que eso es lo más importante. El poder estar cerca de la gente. Nosotros no le preguntamos de que religión es, de que color político, de que raza, nada a nuestros auditores. Sólo los queremos acompañar y queremos que ellos se sientan cerca nuestro”.

¿Qué trabajadores radiales que han trabajado o trabajan en la Universal destacaría usted?

“Destacar a uno me parecería muy egoísta, porque me olvidaría de muchos. Yo destacaría el espíritu de cuerpo, el espíritu de lucha, la fuerza, la convicción con que todos nuestros colaboradores, trabajadores y equipo realizan su trabajo día a día. En la Radio Universal hay esfuerzos que son mucho más allá de la jornada laboral, que son mucho más allá de las obligaciones laborales. Hay un esfuerzo que tiene que ver con la convicción de un proyecto y eso tenemos que destacarles a todos los trabajadores de la radio”.

Como Presidente de la Archi, ¿Cómo ve el panorama de las radios en Chile una vez que esta pandemia pueda ser controlada?

Yo creo que el panorama de la radio en Chile es auspicioso. Una vez que termine esta pandemia vamos a estar en una exposición expectante. Las audiencias como te lo decía anteriormente han subido muchísimo. La fuerza de la radio, es la radio que ha sido capaz de contener, que ha sido capaz de enseñar, que ha sido capaz de dar clases, que ha sido capaz de ser un agente tranquilizador para la sociedad, ha quedado demostrado una vez más su valía. En los momentos difíciles, aquí como el de ahora, es cuando la gente se da cuenta de que esta hecho cada cosa. Y se da cuenta, fundamentalmente, que la radio está hecha de amor y de compañía y eso es lo que está tomando en cuenta en un momento como éste”.

¿Cómo nació la idea de formar la Radio Universal?

“Nace del bichito de todos los que tenemos las comunicaciones metidas en nuestro corazón, más que en el cerebro. En nuestro corazón soñamos que un medio de comunicación pueda plasmar, de alguna manera, lo que nosotros sentimos como comunicadores. En la vida y en estos tantos años con la radio, creo que he podido plasmar lo que yo siento y lo más importante que he podido plasmárselo a la gente que trabaja conmigo, como yo siento y como yo vivo un medio de comunicación. Todavía falta, nos creemos que estamos recién en la mitad del camino. Si Dios nos da salud vida tiempo que vamos hacer muchas más cosas, no por un orgullo personal o por sentirnos con la labor cumplida, sino por dignificar esta actividad, dignificar la industria de la radio y fundamentalmente por dignificar a todos los que trabajan en ella”.

Julio Castro, “Julito al Velador”

Por su parte, Julio Castro es una de las voces más reconocidas de la Radio Universal, quien ha estado desde los inicios de la emisora, con 30 años de permanencia frente a sus micrófonos.

Julio nos cuenta de cómo ha sido trabajar en Radio Universal toda su vida. “Yo llevo, ya 30 años en la radio. Actualmente hago el programa de rancheras “Julito al velador”, estuve harto tiempo trabajando durante la mañana, haciendo el matinal junto a Rodrigo Bravo. Ahí formamos el equipo que se llamaba “Los Cariñositos” de la Radio Universal. Y después me tocó, por el fallecimiento de don Juan Carlos Cárdenas que conducía el mexicano, tomar la responsabilidad de hacer el ranchero, programa que me gusta mucho, porque llegó a muchos sectores rurales. Hay una buena sintonía en varias comunas, en Gorbea, Freire, en Pitrufquén por supuesto, también, en otras comunas”.

Además Castro manifiesta sentirse feliz de integrar esta gran familia de la radio universal, en la cual espera jubilar, y por nuevo aniversario. “Muy contento de estar en la radio, conformando una gran familia. Una labor que hago con mucho cariño, desde ya 30 años, y terminaré jubilando en la radio, el viejito como se dice. Actualmente uno de los más antiguos. Y saldré viejito, si Dios me da salud y vida. Así que muy contento de esta linda labor que hago en Radio Universal y feliz que estemos como radio cumpliendo 31 años. Una gran familia, muchos amigos. Y agradecer a toda la gente que nos escucha día a día”, señala julio Castro.

Rodrigo Bravo, “El Cariñosito”

Otra de las voces más recordadas es la de Rodrigo Bravo, actualmente en radio FM Centro de Gorbea, quien tuvo en extensa estadía en Radio Universal, y quien conformaba, junto a Julio Castro, la dupla de “Los Cariñositos”, en el matinal de Radio Universal.

Bravo calificó su paso por la radio como una “Experiencia espectacular”, y continúa diciendo que “hacer radio, más aún en una radio que venía comenzando, donde se creyó en personas jóvenes, esos años, -Adrián, Carlos, Rodrigo, Juan Carlos- habíamos muchos que estábamos en el liceo incluso. Y se creyó en nosotros, se creyó en nuestro potencial. Nosotros también queríamos que ese medio creciera. Se dio la posibilidad que hubiera una nueva frecuencia y esa nueva frecuencia se escuchaba en muchas partes de la región. Empezamos a tener la respuesta automática de la gente de lugares que para nosotros eran increíbles que nos llamaran: Nueva Imperial, Carahue, Puerto Saavedra, Cunco, Padre Las Casas, Loncoche, de tantos lugares de la región. Esto fue creciendo, se fue transformando la línea programática de la radio. Se empezó a transformar en una radio más alegre, más de fiesta. En ese tiempo del 2.000, si más no recuerdo, o poco antes también, pudo haber sido, la onda sound; le dio un plus distinto, no todas las radios tocaban ese tipo de música. A la gente le gustaba ese estilo. La radio sonaba y suena muy bien, así que era muy alegre. No era extraño que escucharan en la Feria Pinto, en el campo, la locomoción; espectacular.

También, recuerda el momento del Matinal con “Los Cariñositos”. “Se dio la posibilidad que hiciera un reemplazo en la mañana y después se pensó en un proyecto de hacer la animación de dos personas, así que me invitaron hacer parte de la mañana con Julio Castro. Ahí se creó el programa de ‘Los Cariñositos’. Ese programa duró no sé cuántos años, duro mucho años. Era un programa chacotero, con informaciones, con móviles. Estaba el finado Acuña, que en paz descanse, que nos hacía móviles, que era el Cariñosito tres. También tuvimos los despachos de Adolfo Venegas. Los despachos dieron muchas anécdotas como en la construcción del Juzgado de Garantía de Pitrufquén que eran muchos millones de pesos y Hernán Acuña se enredaba con los números y nosotros le pedíamos de forma reiterada que nos volviera a dar la cifra y que la volviera a dar, y la gente se reía mucho. Tú pasabas por las calles, las poblaciones y era una sola radio. Había mucha respuesta automática de la gente y mucho cariño también”.

Además, recuerda la buena sintonía que la Radio Universal, una radio de comuna, tenía en Temuco. “Que decir de Temuco, que una radio de comuna se escuchará en Temuco y tan bien y con esa tremenda respuesta en los colectivos las micros, era increíble”, rememora Bravo.

“En definitiva, mi paso por la radio lo recuerdo con mucho cariño, con mucho amor, muchas enseñanzas. Casi todos soñando con hacer radio y aprender, y ahora algunos siguen ahí todavía como Carlos, Adrián, Julio y otros que ya no estamos, pero que mantenemos esa parte de haber estado en Radio Universal. Así que sigan cumpliendo muchos años todos los colegas y felicitaciones”, concluye Rodrigo Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *