Columna de opinión: Alimentos para Chile 2.0

Por Pia Bersezio
Seremi de Gobierno Araucanía

A toda marcha y con el firme convencimiento de llegar a aquellos hogares que están pasando una difícil situación como consecuencia de la emergencia sanitaria que estamos viviendo como país, es que continuamos haciendo entrega de canastas del programa Alimentos Para Chile destinada a cada comuna de La Araucanía.

En esta segunda entrega comprometida por el Gobierno de Chile, serán 125 mil cajas de víveres que se entregarán en la región. Esfuerzo importante que permitirá brindar ayuda concreta a quienes más lo necesitan, sobre todo, tras la incertidumbre que continúa generando en la sociedad la pandemia del coronavirus.

La tarea de distribución de los alimentos no es fácil y para ello hemos contado con el firme respaldo de las autoridades comunales, quienes al igual que cientos de funcionarios públicos se han comprometido con esta campaña, pero sin duda que la satisfacción de llegar a cada hogar que requiere de esta ayuda, es un aliciente que impregna día a día ánimo y por sobre todo, certeza que se está aportando  directamente a cientos de familias que han recibido un duro golpe en medio de esta pandemia.

Como Gobierno, comprendemos lo difícil que ha sido para muchas familias de la región estos largos meses de emergencia sanitaria, pero estoy segura que no claudicaremos en seguir dando una mano a quien lo necesita, porque una vez más la unidad nos permitirá superar esta compleja situación.

Seguiremos en terreno, tal cual nos encomendó el Presidente Sebastián Piñera. Continuaremos esta labor hasta cumplir con la totalidad de las cajas de alimentos asignadas a La Araucanía, enfocados mayoritariamente a familias pertenecientes al 100 por ciento de vulnerabilidad y que está dentro del 40 por ciento del registro social de hogares.

¡Esta emergencia la superamos entre todos! Es por ello que el llamado sigue siendo actuar solidaria y empáticamente, donde los vencedores sean las familias más vulnerables de nuestra querida región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *