Cumplen sueño de madre y entrega títulos de dominio a sus siete hijos

La señora María Ferrada de 88 años quiso entregar en vida la herencia a cada uno de sus hijos, razón por la cual la Seremi Natalia Rivera se trasladó hasta la comuna lacustre, donde entregó los respectivos documentos.

La señora María, específicamente del sector Conquil, realizó los trámites respectivos para entregar en vida una herencia a sus descendientes, lo que se concretó con la visita de la Seremi de la cartera, Natalia Rivera, que acompañada por el alcalde Pablo Astete,  se trasladaron hasta el propio inmueble y llevaron los títulos de dominio a los siete hermanos Morales Ferrada.

Un momento que ella siempre esperó y que demoró solo 14 meses, lo que se ajusta al mandato realizado por el ministro Julio Isamit, de realizar los trámites de manera más expedita.

 “Estoy muy contenta, feliz, porque tengo a todos mis hijos aquí, recibieron su título y están conformes, porque yo hice todo lo que pude por ellos”, manifestó la emocionada madre, tras la actividad.

Por su parte Cesia Morales, una de las beneficiadas, agradeció el gesto de la autoridad y más aún al ver a su madre satisfecha tras recibir estas buenas noticias.

“Estoy súper contenta porque pudo venir la Seremi a nuestro campo y nos entregó los títulos a los 7 hermanos y más todavía porque mi mamá está feliz, ella anhelaba ver esto en vida antes de que Dios la llame, ella quería ver a sus hijos con sus documentos, entonces eso nos motivó para hacer luego el trámite y salieron todos juntos”, indicó Morales.

En tanto el alcalde de la comuna lacustre, Pablo Astete, agregó que en estos momentos complejos por la pandemia, el llevar un título es una gran alegría para las familias.

“Muy contento de la posibilidad de entregar junto a la Seremi, los documentos a estos siete hermanos junto a su madre, que esperaban por sus títulos de dominio, así que feliz y agradecido de todas las personas que contribuyeron a que esto fuera realidad”, puntualizó Astete.

La Secretaria Regional Ministerial, Natalia Rivera, indicó que tras conocer esta historia y saber del anhelo de una madre de poder dejar una herencia en vida, no dudó en trasladarse a Villarrica, para compartir con esta familia un momento tan especial.

“La verdad que hoy debido a la pandemia que está viviendo nuestro país y La Araucanía, decidimos estar acá con los siete hermanos y con su madre, que les entregó en herencia este inmueble que pudieron regularizar por Bienes Nacionales, seguimos en terreno, llevando buenas noticias, sobre todo el título de dominio que les permitirá postular a diversos beneficios del Estado y mejorar así su calidad de vida”, indicó Rivera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *