Efecto Pandemia: El cambio de paradigma en la búsqueda de una propiedad (Columna de opinión)


Por Sandra Betancur

SubGerente de Arriendos de Propiedades de Tattersall GDA

Son tiempos difíciles. La emergencia sanitaria a raíz de la pandemia de Covid-19 que afecta a Chile y el mundo ha dejado grandes pérdidas en todos los sentidos de la sociedad y el sector inmobiliario no es la excepción. El arriendo y la venta de propiedades parece moverse en terreno inexplorado en donde adaptarse a las necesidades de los clientes parece ser la clave. En este contexto y como parte de Tattersall Propiedades, hemos notado que nuestros clientes están cambiando de propiedad por motivos que antes no eran prioritarios o los más comunes, los cuales comienzo a detallar a continuación, lo que genera una movilidad importante en el sector y que se espera que se mantenga en el tiempo.

Por una parte, existe un grupo de personas que han visto afectados sus ingresos económicos y que por lo tanto, se ven en la obligación de reducir sus gastos y han decidido trasladarse a otros lugares de la capital, lo que ha generado una movilidad importante en las comunas de Ñuñoa y Providencia, principalmente.

Por otro lado, están aquellas personas que visualizan la modalidad home-office como una forma de trabajo que perdure en el tiempo, por lo que la preocupación por los espacios y los metros cuadrados de una vivienda cobran vital importancia con el fin de hacer más agradable y cómoda la opción de trabajar desde casa. Es por esto, que los clientes están prefiriendo casas o departamentos más amplios, de preferencia con una pieza adicional que pueda ser utilizada como oficina.

Los espacios exteriores, jardines y balcones cobran importancia debido a los grandes periodos de encierro. Según un estudio realizado por Toctoc.com las ventas globales de casas en el segmento entre las 6 mil a 8 mil UF han experimentado un alza en el período comprendido entre marzo y abril de este año. Cifra que se corrobora con el contacto con nuestros clientes, quienes están valorando este tipo de atributos a la hora de elegir donde vivir.

Sin duda alguna, los efectos del escenario actual los veremos en los próximos meses, por ahora, vemos como las personas están cambiando los paradigmas a la hora de elegir un futuro hogar y cómo esto genera una movilidad desconocida en el sector inmobiliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *