Hermanas Llanos Roa cumplen 3 meses realizando olla común para vecinos de Lastarria

En diferentes lugares, personas han creado iniciativas para poder recolectar alimentos que puedan ayudar a las personas más afectadas por el covid-19. y la localidad de Lastarria no ha sido la excepción.

Cuatro hermanas se han unido para preparar almuerzos todos los días y entregar gratuitamente a las personas que lo necesiten. Se trata de Erika, Rosa, Mónica y Alicia Llanos Roa, de la localidad de Lastarria, que desde el 18 de Abril, han dado cátedra de solidaridad y de empatía con el prójimo, ya que solo con las ganas de ayudar y con lo que cada una de ellas tenían en sus despensas, confeccionaron una gran olla comunitaria, con la cual han ofrecido almuerzo de manera completamente gratuita a los vecinos que lo requieran de la localidad.

Comenzaron con más ganas que recursos, pero se ha sumado gente a colaborar con esta iniciativa, “ya sea con productos, enseres, y hasta transferencias electrónicas nos han llegado, para solventar los gastos que incurrimos a diario en esta obra que es memoria de nuestra hermana que lamentablemente nos dejó, Margot, fue una gran Dirigenta muy preocupada de sus vecinos, y cuando las situación lo requería muchas veces ella sola realizaba esta olla comunitaria”, comentaron.

En dos o más ocasiones las hermanas Llanos se han visto preocupadas, “se nos ha acabado la mercadería para seguir con la olla común en reiteradas ocasiones, pero siempre al final llegan personas bondadosas a cooperar para que podamos continuar cocinando”, señaló una de las hermanas a NDS.

Mañana sábado, la olla común cumplirá tres meses sin parar. “En dos ocasiones nos tomamos un descanso, para el día de la madre y para el día de papá”, agregaron.

Las hermanas se levantan cada día muy temprano por la mañana para dirigirse a la vivienda de la hermana mayor. Caminan bajo el frío o la lluvia, pero con el corazón lleno de amor y solidaridad para cocinar y entregar alrededor de 80 porciones diariamente.

La entrega comienza a las 13.00 horas, los vecinos se ubican ordenadamente en una fila con una ollita o taper esperando su porción. Allí un joven miembro de la familia es el encargado de entregar los almuerzos con todas las medidas sanitarias. Además se suma la cooperación de Claudio Llanos Roa. “Claudio es como nuestro relacionador público”, señalan sonriente.

Uno de los vecinos que asiste a la olla común es Don Dagoberto, quien señaló estar agradecido de esta linda iniciativa. “Vengo todos los días a buscar mi comida gracias a Dios. Me parece una muy buena iniciativa. Soy solito y por eso vengo a buscar mi comidita. Ellas cocinas muy rico. Muchas gracias a las hermanas Llanos que cocinan todos los días con mucho amor y también a las personas que cooperan. Ojalá Dios les dé mucho más”, destacó Don Dagoberto, quien además contó ser voluntario del cuerpo de Bomberos de Lastarria.

Para que la olla común siga funcionando se necesita toda la colaboración posible. Quienes deseen ayudar pueden comunicarse al 996456610 o 97330554.

Este gesto de amor se suma a otras iniciativas que se están desarrollando en diferentes comunas de la Araucanía y el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *