Óptica Mirasur; un emprendimiento con visión social

Por estos días el Covid-19 ha provocado una crisis sanitaria que ha remecido el área de la salud en nuestro país.

La gran capacidad de propagación del virus ha hecho que los distintos centros de salud pública no estén atendiendo las distintas horas médicas que habitualmente se asignan a sus  usuarios. Sumando a esto las listas de espera, donde muchas personas esperan eternamente  por una atención.

Todo ha sido trastocado por este virus, en donde los esfuerzos de la red de salud pública se centran en la lucha contra el Coronavirus y el evitar que se produzcan contagios en los mismos hospitales, evitando la circulación de gran cantidad de público en los recintos de salud.

Y todas las áreas de la salud se han visto afectadas, sin distinción. Como es el caso de la oftalmología, donde es complicado conseguir una hora de atención y donde pagar un lente a veces no alcanza o la gente hace un gran esfuerzo económico para ello.

Pero hay opciones que nos dan empresarios jóvenes y emprendedores en el mundo de las ópticas de brindarle a la gente una buena posibilidad en cuanto a diagnóstico y venta de anteojos, dándole un prisma más social al negocio.

Ese es el caso de óptica Mirasur de Temuco, de propiedad de Daniel Hernández, quien había cerrado el negocio cuando se inició la pandemia en Chile, pero entendiendo la necesidad que tiene la gente en esta área volvió nuevamente abrir su local en mayo.

Daniel Hernández es administrador de empresas y técnico en contabilidad, pero comenzó en el rubro de la óptica hace algunos años. “Por cosas del destino comencé a trabajar en otras ópticas realizando operativos oftalmológicos en diferentes comunas y empresas. Siempre he tenido buenos contactos por eso se me dio fácil trabajar en varias ópticas realizando operativos, pero con el tiempo me fui dando cuenta que podía tener la posibilidad, con mis ahorros, abrir mi propia óptica… así decidí independizarme”, comenta Hernández a NDS.

Todo cuesta al principio, Daniel comenzó arrendando equipos para ir a terreno, con el tiempo se arriesgó a arrendar una oficina en Temuco donde actualmente tiene el taller. Ahí al principio estaba la sala de venta. Lamentablemente, en esos momentos ocurrió un contratiempo inesperado que fue un robo en enero del 2019.

“Se llevaron toda la mercadería que teníamos. Esa fue la primera etapa que saltar, después vino el tema de la crisis social. Nos afectó con la baja de las ventas, pero mientras estaba la crisis social tuvimos la oportunidad de cambiar la sala de ventas que está ubicada en la calle Lagos 561 donde estamos actualmente. Y ahora nos enfrentamos a la pandemia que igual ha sido difícil, pero superando cada obstáculo que sucede para poder seguir creciendo”.

Óptica Mirasur se caracteriza por tener un enfoque más social, con costos más bajos y accesibilidad para las personas. Durante la pandemia comenzó a ofrecer examen oftalmológico sin costo y un descuento de un 40% en la compra sus lentes al personal de salud. Luego de una experiencia que tuvo en las redes sociales decidió extender este beneficio a toda la comunidad durante el mes de mayo. “Esto es un rubro de primera necesidad, nos afectó el robo, la crisis social y ahora la pandemia, sin embargo decidí implementar estos beneficios a toda la comunidad. La idea es continuar implementando estos beneficios cada mes para los adultos mayores, para los estudiantes, y así sucesivamente porque sabemos que todos necesitan utilizar sus lentes, que es de primera necesidad,  y que no hay horas de atención oftalmológicas ni menos recetas de lentes lo que ha sido complejo para la ciudadanía”, agregó Daniel Hernández.  

Ópticas Mirasur, desde la voluntad del emprendimiento surge como una opción real de atención oftalmológica para toda la región, con una mirada más social y cercana a la realidad de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *