Párroco de Pitrufquén: “Se debe luchar con perseverancia y fidelidad”

En el mes de agosto se aprobó el proyecto del Templo San Juan evangelista de Pitrufquén. Durante el primer semestre del año 2020 comenzaría la construcción. En esta oportunidad, NDS mantuvo una conversación con el Padre Gabriel Salas del Rio, párroco de la comuna, respecto a este tema.

¿Cuál es el significado para la comunidad católica de Pitrufquén de que por fin se vaya a construir el templo San Juan evangelista?

El significado es que despierta la conciencia histórica, porque desde su fundación Pitrufquén tenía su templo que primeramente era una choza, luego aumentó en tamaño, posterior se le dio forma de iglesia, hasta que se construyó la parroquia de cemento y madera.

Ambos materiales estaban colapsados con termitas, estaba fundida, con el movimiento sísmico sucumbió. Cuando vinieron de la escuela de arquitectura a realizar la revisión, todos concluyeron que estaba en inminente peligro de derrumbe, por lo que había que demoler a la brevedad.

¿Estará en Pitrufquén para la inauguración del nuevo templo?

Si, tengo que estar. Yo tengo que entregarla, y le dije al obispo que la entrego y me voy. Me respondió que no, que debo permanecer un año más.

¿Por qué cree usted que usted que demoró tanto la aprobación del proyecto?

No me voy a meter en cosas políticas, pero existió negligencia que pudo haber sido por torpeza, ignorancia o simplemente algo que no les interesaba. Esto hizo que la glosa que consiguió el senador García Ruminot la quitaran por inoperancia e ineficacia de lo que se nos estaba ofreciendo. Vuelvo a insistir, ahí hubo desconocimiento, torpeza, ignorancia e indiferencia.

¿Faltó compromiso de alguien en especial?

Como era un asunto estatal, nosotros pesábamos que no podíamos insistir. Teníamos la confianza que el proyecto se iba a concretar, pero la consejera regional, Jacqueline Romero, se dio cuenta que estaba todo inoperante, y ella nuevamente me solicitó una audiencia con el consejo pastoral parroquial. Asistió, expuso y luego de aquello formé un equipo de laicos de la comuna para que fueran vigilando el proceso de esta nueva oportunidad que se nos otorgó.

El senador García Ruminot, nuevamente con gestiones políticas que realizó, logró reabrir la glosa y es ahí donde entró a trabajar el equipo de laicos. A insistir para que la municipalidad no se quedara como los “camarones que los arrastra la corriente” y realizaran las observaciones que les correspondía.  

Se activó también gracias a José Daniel Fuller, quien no siendo arquitecto ni ingeniero tuvo que estudiar todo el asunto, pedir ayuda tanto al MOP y algunas personas del equipo de arquitectos (…)

Hay personas que dicen no estar de acuerdo que el Gobierno financie una obra tan cara como esta. Consideran que la iglesia tiene bastante dinero, y que esos recursos se deberían ocupar, por ejemplo, en salud. ¿Qué opina al respecto?

En el Gobierno de Ricardo Lagos se creó un organismo muy potente, mientras que durante el periodo de Michelle Bachelet se le dio más auge. Se trata sobre el despertar de las conciencias históricas del pueblo chileno a través de su patrimonio cultural. Por lo tanto, la iglesia es un patrimonio cultural de Pitrufquén. Deberían estar muy contentos de tener un lugar donde se realizarán ceremonias de bautizos, confirmación, primera comunión, matrimonios, defunciones, actos culturales, misas para las instituciones, etc. Y en caso de catástrofes, el templo abrirá sus puertas para dar alimentos a la gente damnifica. No será una parroquia solamente para asuntos religiosos. Además, será un edificio antisísmico. La gente que habla yo la entiendo, porque desconocen la información.

¿Cómo ha sido el apoyo de los feligreses?

Diversa. Algunos han vociferado negativamente, otros que nos han apoyado estrictamente con sus oraciones, preocupación, presencia, el buen ánimo, porque ellos sabían que no era mío sino una cosa estatal. Mientras que algunos eran indiferentes.

Otros burlescos que nos decían: “van a morir y no van a tener templo” y son católicos, incluidas religiosas. Algunos nos decían fantasiosos, pero a mi enseñaron que siempre se debe luchar con perseverancia y fidelidad por el bien común de Pitrufquén, yo no soy de aquí, pero me puse los zapatos de la gente de la comuna.

Durante la conversación que mantuvo NDS con el Padre Gabriel, se recordó a don Luis Cortés Zuñiga (Q.E.P.D). “Un buen hombre, estoy seguro que debe estar contento con la noticia. Yo creo que él y otras religiosas que partieron antes, nos echaron una manito con todo este asunto del templo San Juan Evangelista de Pitrufquén”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *